El ministro de Asuntos Exteriores envía un telegrama a las legaciones diplomáticas para instar a sus responsables a defender la cuestión en las más altas instancias