La Sala Penal rechaza el recurso de la Fiscalía, que ve desórdenes agravados en las acciones de la plataforma de protesta, y justifica su postura por la decisión previa del Tribunal Supremo con Puigdemont