El expolicía se convierte en el comandante de las bandas criminales del país caribeño en la guerra contra un Gobierno que no ha sido elegido desde 2016