El UMA Antequera de fútbol-sala deambula de un pabellón a otro en sus entrenamientos, a semanas de poder certificar su ascenso a Primera, ante el problema burocrático suscitado por los estatutos del club inadmitidos