El cardenal Parolin, secretario de Estado, subraya la responsabilidad de Moscú en el conflicto ante la polémica provocada por la petición de Francisco a Kiev de que ice «la bandera blanca»