Brillaron en las dos áreas y fueron decisivos ante el Mallorca para que los culés lleguen con una victoria a la cita ante el Nápoles