Se enfrenta al filial blanco, que dirige Raúl González, arropado por más de un centenar de aficionados