El Kremlin ha señalado a tres entidades sin ánimo de lucro por «reclutar agentes de influencia» bajo la tapadera de intercambios de carácter educativo y cultural