El PP, que no ha votado en señal de protesta al no inhibirse Armengol, amplía su investigación en el Senado para abarcar nuevas ramificaciones de la trama