PNV, ERC, Sumar y Podemos han aprovechado el pleno de la modificación del término «disminuido» para reabrir el debate de la reforma constitucional