Los de Puigdemont hablan del mayor acuerdo desde el pacto del Majestic e insiste en multar a las empresas que no regresen a Cataluña