Los de Puigdemont anuncian un pacto para el traspaso de la inmigración, sobre la amnistía y la fiscalidad, mientras Podemos tumba el plan de Díaz