El choque entre los dos últimos campeones de la Euroliga fue el primero en la historia del torneo con cuatro prórrogas y batió además las marcas de anotación de un equipo y conjunta