El rinconero, que cierra 2023 como el 26º mundial, fue semifinalista en el Masters 1.000 de Montecarlo, como mejor resultado de un curso en el que predominó la regularidad sobre un gran hito en su trayectoria