Asegura que la Cruz Roja «debe hacer más» para asistir a los cautivos más vulnerables, que «han sido enterrados vivos»