«Deberíamos tomar mayor conciencia del gran país que tenemos, para así sentirlo más y cuidarlo entre todos», señala el Rey en un discurso navideño en el que pidió «evitar que nunca el germen de la discordia se instale entre nosotros»