El mercante permance en puerto y ya ha sido visitado por más de dos mil personas, que graban vídeos y compran réplicas en miniatura del barco