En el castillo de Sonnenstein, en Pirna, se desarrolló el programa de eutanasia para acabar con las personas con discapacidades mentales y físicas, y así ‘limpiar’ la raza aria