Sánchez encara una quíntuple negociación con ERC, el PNV y Puigdemont, con el que se reunirá en Bruselas bajo la fiscalización de un verificador internacional