Pilar Alegría acusa al PP de haber pasado «de ser un partido de oposición para ser un partido de destrucción»