El líder del PP se erige en representante de «la mayoría constitucional» contra las cesiones del PSOE al independentismo