En las imágenes se observa a una mujer septuagenaria y a un adolescente que figurarían entre las cerca de 240 personas secuestradas por Hamás