El Atlético recibe al Celtic advertido por la necesidad de defender su pleno en casa y trasladar a Europa su fortaleza como local para no complicarse la vida y encarrilar el pase a octavos