Uno de los convoyes que iba a trasladar a más pacientes al cruce fue alcanzado por los bombardeos israelíes