El equipo de Montse Tomé, con pleno de puntos en la Liga de Naciones, necesita doblegar a un rival helvético al que goleó en Córdoba para mantener su ventaja respecto a Suecia