En su reaparición, el malagueño muestra en Paris-Bercy una de sus versiones más sólidas para derrotar en tres sets al decimosexto del mundo y uno de los tenistas más en forma en la segunda mitad de la temporada