La delantera, que volvía a la campeona del mundo tras el escándalo del ‘caso Rubiales’, anota el gol de la victoria ante una sólida Italia para mantener intacto el sueño de los primeros Juegos Olímpicos para el fútbol femenino nacional