Ayuso encabeza la rebelión de las autonomías populares contra el Ejecutivo de Sánchez y Escrivá, a los que critican por la falta de información en los traslados masivos de inmigrantes a la península