Los presidentes de Cataluña y Euskadi, que sí acudieron a la de su padre, no estarán esta vez en la sesión conjunta de las Cortes