La selección se impone a Irlanda en el primero de los tres choques de la fase final y se medirá a Países Bajos, repescado, en el partido que da acceso al partido por el título