El líder del PP no cree que sea el momento de entrar en un conflicto diplomático aunque reconoce que el comunicado de la legación israelí «podía ser un poco más atinado»