Netanyahu arenga a sus tropas para pasar a la «siguiente fase» de la guerra tras el visto bueno de EE UU y la UE y dar por sentado el éxodo de los palestinos