El fútbol de los ‘streamers’ encandila a los más de 30.000 asistentes con un formato frenético, lleno de estímulos, durante sus más de seis horas de duración