La compañía ha enviado un mail a multitud de viajeros instando a que anulen de inmediato los sistemas de pago usados para las reservas