El número de muertes supera el medio millar mientras la aviación israelí ataca varias infraestructuras en Gaza y pone como objetivos a los líderes de la milicia islamista