La ministra ya ha pagado los 18.000 euros de indemnización por vulneración del honor y ahora deberá abonar otros 5.400 euros de las costas y publicar el fallo de la sentencia en Twitter y un periódico nacional