El excomisario asegura en una entrevista que el presidente del Real Madrid ejerció esas prácticas antes del ‘caso Negreira’, pero que no sucedió nada porque es un dirigente «intocable»