El líder izquierdista, contrario a la ayuda militar a Ucrania, se impone con un 23,3% de los votos pero debe negociar con otros partidos para obtener una mayoría que le otorgue la presidencia