Más de 14.000 personas de todo el mundo rinden homenaje al mandatario más longevo de la historia de EE UU, en cuidados paliativos desde febrero