La legisladora de California sirvió en el Congreso durante más de tres décadas y su fallecimiento acaba con la mayoría demócrata en la Cámara Alta hasta que se nombre un sustituto