Feijóo opta a ser elegido presidente del Gobierno con una propuesta atascada en los números electorales del 23-J y sin haber sido capaz de ahormar la mayoría necesaria para evitar una investidura fallida