Tras 30 años en busca y captura, fue arrestado en enero gracias a que los investigadores descubrieron que recibía tratamiento por un tumor que acabó costándole la vida