La derecha quiere mantener su mayoría entre los 170 escaños en juego de la Cámara Alta de cara a los comicios presidenciales de 2027