El Ejecutivo no tramita a tiempo la ayuda prevista para la Solheim Cup, que tendrá que disputarse sin la partida de 1,7 millones prometida por el CSD