Las autoridades de Riad sopesan aceptar la oferta del gigante asiático para contar con energía atómica en 2030