Los goles de Salma Paralluelo y Olga Carmona en los últimos minutos meten al equipo dirigido por Jorge Vilda en la final del Mundial