Este malagueño de 35 años logró salir del pozo del alcoholismo, la cocaína y el tabaco y dedicar su vida al deporte; en sólo tres años ha conseguido ser campeón europeo de trail