El temporal ‘Poly’ ha obligado a cancelar unos 400 vuelos, a suspender el tráfico ferroviario y se ha cobrado una víctima, a quien le cayó un árbol sobre su coche