El terrorismo islámico, las guerras o el choque entre ejército y rebeldes dejan decenas de muertos casi a diario en diferentes puntos del continente