El seleccionador reconoce que la posibilidad de conquistar un título en la Liga de Naciones ha condicionado una convocatoria pensada a corto plazo